martes, 13 de febrero de 2018

Las puertas verdes en San Luis Potosí, SLP

  Ya son más de dos años que comenzó esta especie de obsesión en ponerle más atención de la habitual a las puertas en las partes antiguas de las poblaciones, en las zonas rurales, las viejas, es común topar con puertas azules, de ello he dado cuenta aquí, si entras en la etiqueta de abajo, marcada como Puertas azules te darás cuenta... si es que no has leído lo que he escrito al respecto.

  Entiendo bien que una cosa es el azul y otro el verde. Eso en términos de color, pero, si vemos esos colores aplicados en las puertas, el discurso cambia un poco. En el caso del azul, esa es una tradición mediterránea, sefardí para ser precisos, poco a poco se fue arraigando por esa región, y, al llegar al Magreb, Marruecos para ser concretos, el color dominante en puertas y ventanas es el verde, justo el mismo tono de verde que ahora veo en la ciudad de San Luis Potosí.

  Pareciera que la historia ahí termina, con esa tradición entre árabe, sefardí y mediterránea, pero no es así, específicamente en el uso del color verde en las puertas. En Inglaterra es cosa común, y recuerdo haber leído en una descripción de la ciudad de México que decía de las puertas verdes en una de las garitas... no especificaba si en todas, pero sí en una, la que iba (o venía) de Chapultepec.










domingo, 11 de febrero de 2018

De cuando no hay otro modelo para una toma que tu calzado

  Bien sabes que regularmente ando solo, me muevo solo y hago mis viajes solo... cosa que no me molesta, mucho menos me incomoda ya que desde que tengo uso de razón me las arreglé para vivir la vida en solitario. Mis juegos eran así, mis lecturas también, mis idas al cine, en fin... casi todo siempre lo hice solo. Incluso era de los que se paraba a bailar solo, me tocó la época Disco, por lo que una pareja no era precisamente necesaria, se podía bailar solo, de hecho se bailaba solo.

  Ahora, en la era digital, con esa manía o gusto (como lo quieras clasificar) que tengo a tomar foto de todo, en ocasiones lo hago de mis pies y más bien de mis zapatos (o tenis). Como esas imágenes se vuelve interesantes, he decidido hacer este ejercicio fotográfico.












sábado, 10 de febrero de 2018

Rumbo al altiplano potosino, por un lado de la Sierra Madre Oriental

  El camino me es sumamente familiar, lo he pasado unas trescientas o más veces, es la autopista que va de Salamanca a México, desde que recuerdo siempre procuraba asiento junto a la ventana y no dormía, eran muchas horas, quizá el doble del tiempo que hoy día se hace. No dormía porque siempre me gustaba ver el panorama, ir descubriendo cosas que a la vera del camino había, fue así que identifiqué varios puentes entre Celaya y Querétaro, luego supe que formaron parte del Camino Real.

  A pesar de que el camino me es sumamente familiar, sigo descubriendo cosas, a medida de que identifico algún punto, le pongo más atención la siguiente vez que pase, como, por ejemplo estos vestigios que hay justo frente a la entrada de La Calera, donde está la fábrica P&G. no puedo afirmar que fuera una noria, necesitaría verla de cerca, me intriga mucho su peculiar forma. Por cierto, al fondo de ese camino alterno se localiza el pueblo de San Miguel Istla, antes se pasa por la Hacienda del Obrajuelo.

  Mucho a cambiado la zona, especialmente en Querétaro. Recuerdo que antes el puente de peaje estaba junto a la Plaza de Toros, ahora está varios kilómetros más al poniente, en el entronque a Santa Rosa Jáuregui. Y de la ciudad ni que decir, su crecimiento se antoja sin fin.

  Recuerdo que antes, cosa de medio siglo, desde la autopista se veía claramente el acueducto y en el horizonte surgían las torres y cúpulas de los templos queretanos, ahora todo esto está oculto entre la llamada "mancha urbana"... y lo que falta...

  El perfil que presenta Santiago de Querétaro es otro, con montones de modernos edificios por todos lados... continuamos nuestro recorrido, ahora tomando la carretera 57, dejamos atrás la 45... 

  Hacia el oriente vemos un poco de la Sierra Gorda, que no es otra cosa que la parte queretana (y guanajuatense) de la Sierra Madre Oriental, nos enfilamos hacia el altiplano potosino...

  Entramos pues al otrora llamado Gran Tunal... tierra indómita...