miércoles, 23 de octubre de 2013

El Toro, su presencia en las tradiciones mexicanas.

  Hay culturas en las que se piensa que comer los genitales de un toro les dará la fortaleza de ese animal, hay otras en las que, teniendo el toro cuernos, la asocian con el mal, con la cosa demoníaca. En México el toro fue introducido, en aquella mítica llegada de toros de lidia que Hernán Cortés, dicen, mandó traer para aclimatarlos y desarrollarlos y, claro es, utilizarlos en las corridas de toros. Pocas décadas luego de la conquista de México se implementó la medida de un terreno en base al espacio que toros y vacas y, en general, el ganado mayor, requería para pastar. Y de allí se quedó ya como mediada de un terreno el espacio llamado "Estancia de Ganado Mayor". 

  Pero, al andar ahora por México, casi, casi, que andando por los cuatro rumbos del país, encontramos que la presencia del toro está allí, en el norte, en el sur, en el centro, por todos lados. Representando, seguramente ambas cosas, la fuerza brutal que tiene y esa asociación con el mal, es decir, el triunfo del bien sobre el mal. Eso es lo que imagino. En la toma vemos un Torito, uno confeccionado para niños para desarrollar la tradicional Danza del Torito en Romita, Guanajuato.

  Esta fotografía la encontré en un libro (no tengo la referencia completa) que habla sobre las distintas danzas en México, aquí, al parecer se trata de la Semana Santa de pueblo Huichol... o tal vez el Seri... (será bueno aclararlo) en donde aparece también la figura del toro.

  En este caso fue algo curioso para mi, pues se trata de un Torito, que estaba en el baptisterio del Santuario del Señor del Hospital de Salamanca, lugar en donde la Danza del Torito no es cosa común.

  En una zona de Michoacán se manifiesta al demonio perturbando, precisamente a un toro.

  En el museo de Valladolid, Yucatán, se muestra este Torito.

  Y la filatelia mexicana también representa a los toros, como es en este caso un Torito de Papel de Tultepec, Estado de México.

  Y ni que decir del Los Toritos del Carnaval de Tarímbaro, Michoacán. Y ni que decir de los toros que se manifiestan en la celebración de Los Xitas en Jilotepec, Estado de México. O de las festividades del Corpus Christi en el Xita Corpu de Temascalcingo. Seguramente hay más fiestas en donde aparece la imagen del toro, seguramente las habrá en otros pueblos, en otras regiones, es por eso que siempre he afirmado que "no me alcanzará la vida, para ver todo lo que hay en México".

   Durante las festividades de Nuestra Señora del Pueblito, en Corregidora, Querétaro, se usa un toro aderezado con productos del campo.

   Cuestionable es el uso de toros en el cruce del río Papaloapan en las fiestas de La Candelaria.


Un torito en hojas de maíz.

  Unos toritos en las fiestas patronales de la Tierra Caliente de Michoacán.

  Otro Torito de la Tierra Caliente

Una escena apocalíptica con Torito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada